Juana de Arco

Responsive image
recurso tipo imagenImagen

VER EL RECURSO

INFORMACIÓN TÉCNICA

Descripción
Estatua escuestre de Juana de Arco. Esta santa y heroína francesa vivió en carne propia la guerra de los Cien Años que enfrentó al delfín Carlos, primogénito de Carlos VI de Francia, con Enrique VI de Inglaterra por el trono francés, y que provocó la ocupación de buena parte del norte de Francia por las tropas inglesas. El protagonismo de Juana comienza cuando oye las voces de San Miguel, Santa Margarita y Santa Catalina, que le piden salvar al heredero de Francia de la amenaza inglesa y conducir los ejércitos franceses a la reconquista de Orleans. Después de convencer a un grupo de hombres que la acompañen en su misión, logra captar la atención del futuro rey. Al lograr su objetivo es nombrada caballero en 1429 y al mando de un contingente militar logra con éxito el triunfo sobre los ingleses en Orleans. Ese mismo año promueve la coronación del delfín como Carlos VII. Un año más tarde, es capturada por tropas del duque de Borgoña y vendida a los ingleses. Prisionera, se la hace comparecer ante el tribunal de la Santa Inquisición, el cual la condena a la hoguera acusada de herejía y brujería. En 1456 una comisión pontificia estudia su caso y su figura es rehabilitada por la Iglesia. En 1909, el papa Pío XII completa su proceso de beatificación. El 16 de mayo de 1920, fecha que coincide con la victoria de los aliados sobre Alemania, en la Primera Guerra Mundial, Juana de Arco es canonizada y convertida en la segunda patrona de Francia, después de la Virgen de la Asunción.

Metadatos técnicos: Ver todos los metadatos técnicos
Palabras Claves: Francia
Edad Media
Guerra
Catolicismo
Siglo XV
Juana de Arco